Como limpiar una alfombra sin estropearla


Las alfombras son esenciales para la decoración en nuestra casa y son el centro de sofisticación de nuestra sala o salón debido a que son muy coloridas y de diseños variados. Pero muchas veces nuestras alfombras se ensucian porque caen sobre ellas líquidos muy fuertes como el café o vino, no las limpiamos constantemente o por la suciedad de los zapatos que se impregnan en ellas.
Limpiarlas es un método casi imposible porque no sabemos cómo hacer una limpieza completa debido a que tenemos el temor que se rompan, deshilachen o decoloren.  Los métodos más conocidos son tres:
  • Limpieza al seco: Este método no utiliza agua, solo detergentes y disolventes que penetran en los tejidos de nuestras alfombras ayudados de un cepillo especial que sirve para frotarlas. Esto hace que se formen pequeñas porciones de suciedad y detergente, que luego se sustraerán varias veces por medio de una aspiradora. El lavado al seco sirve para limpiar las alfombras orientales y las que son propensas a decolorarse.
alfombra-oriental
  • Limpieza con aerosol: Este es otro método muy bueno aunque lleva un poco de tiempo hacerlo. Existen en el mercado aerosoles que contienen una espuma que se rocía en la alfombra en una capa ligera, luego se frota con una esponja, se deja secar por espacio de cuatro horas (para un buen resultado) y al final se aspira. No se debe de exceder en la cantidad de espuma porque pueden quedar muy húmedas.
alfombra-gris
  • Limpieza con agua caliente. Este método es caro porque se requiere de máquinas industriales de limpieza que apliquen los detergentes a alta presión. Esto posibilita que la suciedad se desprenda con facilidad de las fibras y después se les pase la aspiradora. Se deben de seguir todas las instrucciones cuidadosamente para que la alfombra quede en óptimas condiciones, es por eso que este tipo de limpieza se realiza en los centros profesionales de lavado.