Como decorar un dormitorio juvenil



Este es un proyecto adecuado para un lugar de trabajo o para dormitorios juvenilesuna estancia funcional en la que se desee crear una atmósfera personalizada, ligeramente informal pero no excesivamente íntima o confortable.

Siguiendo este criterio, se ha elegido una entonación cromática fría y pulcra. Los dorados y plateados logran un discreto juego de brillos que responde por igual .La cantidad de letras y la distancia entre ellas deben estar en función del tamaño de la pared. Este proyecto se adapta muy bien a lugares de paso, tales como corredores, en los cuales conviene que la distancia entre letras sea mayor que en recintos amplios.
 

Decorar Dormitorios Juveniles

1 Para realizar las plantillas, se amplía la tipografía sobre hojas de poliéster mediante fotocopias. El tamaño de estas ampliaciones debe rondar los 12 cm, en su dimensión mayor. Se recortan las letras procurando que sus rectas y sus curvas presenten un perfil lo más limpio posible.
 


Las hojas de poliéster son más manejables y fáciles de recortar que las de acetato, mucho más rígidas y quebradizas. Son también más delgadas, por lo que debemos trabajar con cuidado para no doblarlas.
2 El color de base es una mezcla de blanco satinado con ocre y un poco de negro. El satinado permitirá que los rotuladores corran bien y no dejen huellas. El color resultante deberá ser un tono marfil no demasiado oscuro.
3 Antes de aplicar el rotulador debe agitarse bien para que la tinta ascienda por la mecha de fieltro y probarse el trazo sobre un papel aparte. No debe empezarse a estarcir hasta que el rotulador dé un trazo continuo y saturado
Para facilitar el estarcido conviene cortar tiras de poliéster en las que tengamos recortadas dos o tres letras. También pueden recortarse letras individuales para sujetarlas a la pared con cinta adhesiva y comprobarse el efecto que ofrecerá la distribución final.
4 Algunas letras presentan los cortes típicos de la tipografía utilizada en las cajas y embalajes. Aunque en este proyecto se ha respetado esta peculiaridad, también puede suprimirse uniendo todos los contornos. En todo caso, existe una amplia gama de tipografía transferible para escoger.

5 Si el trazo del rotulador presenta irregularidades claramente visibles, pueden rectificarse los errores repintando esos salientes con la mezcla utilizada para pintar la pared. Una vez seco el color podría volver a in-sistirse con el rotulador si fuera preciso.
6 Durante el estarcido deberían alternarse las letras perfiladas con letras de color entero, alternando también el color plata con el dorado. Al trazar los contornos debe trabajarse con decisión y cierta rapidez, porque las vacilaciones suelen traducirse en errores en el trazo

7 Puede ocurrir que el rotulador deje de fluir tras algún tiempo de haberlo utilizado en posición invertida. Para solventar esta circunstancia basta con volver a agitarlo hasta que la tinta ascienda de nuevo por la mecha.Debemos tener en cuenta que el color plata es bastante más oscuro que el oro cuando no brilla. Por lo tanto será conveniente utilizarlo en la zona media y alta de la pared. La alternancia entre letras perfiladas y letras llenas depende del gusto personal. Hay que considerar, sin embargo, que muchas letras llenas tenderán a sobrecargar la decoración de zonas brillantes, llevando a un resultado visualmente "pesado".